Compartir
flecha

La tuberculosis: Mitos, Realidades y cuidados

Tuberculosis, conoce esta enfermedad, sus cuidados, prevención y realidades que afectan tu salud

La tuberculosis: Mitos, Realidades, cuidados y prevención

icono
Mayo 30, 2017

Muchas veces hemos oído hablar de la tuberculosis como una enfermedad grave y mortal, sin embargo, son muchos los mitos que la rodean, por ese motivo es importante que conozcamos como se previene y, lo más importante, que hacer si alguien cercano padece esta enfermedad.

¿Qué es?

La tuberculosis es una enfermedad crónica producida por una bacteria, conocida comúnmente como el bacilo de la tuberculosis, que afecta principalmente los pulmones, pero que en ocasiones, puede comprometer los riñones, los huesos, el sistema nervioso e incluso la sangre.

La bacteria se transmite principalmente por vía respiratoria, es decir, cuando se entra en contacto con una persona enferma y esta tose, habla o estornuda cerca de uno, sin embargo, gracias al sistema inmune 9 de cada 10 personas no llegan realmente a desarrollar la enfermedad.

Y, ¿por qué ocurre esto?, porque se requiere de ciertas circunstancias que favorecen que la bacteria pueda diseminarse, por ejemplo:

  • Vivir en hacinamiento, donde el contacto con el enfermo es más íntimo.
  • Tener una condición que afecte las defensas del organismo como es el caso de las personas que consumen corticoides, tienen diabetes mellitus, cáncer, padecen desnutrición o son portadores del VIH.
  • En los niños, si son menores de cinco años, en especial aquellos que no han recibido la vacuna BCG.

¿Cómo se puede saber si uno puede tener la enfermedad?

Existen algunos síntomas que pueden hacer sospechar la presencia de esta:

  • Tos que inicia seca, pero que con los días se convierte en una con expectoración purulenta, que es persistente, es decir, que dura más de 15 días, esta se puede acompañar de dolor en el pecho o presentar pintas de sangre en la flema.
  • Fiebre que no se explica por otra causa.
  • Sudoración nocturna.
  • Falta de apetito.
  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.

Cuando estos síntomas están presentes lo mejor es consultar con el médico, quien por medio del examen clínico verificará el estado de los pulmones y solicitará la realización de un examen de laboratorio conocido como baciloscopia para constatar el diagnóstico.

Una vez confirmado que se padece de tuberculosis se debe iniciar el tratamiento de inmediato, bajo la supervisión del personal de salud.

La enfermedad es curable el 99% de las veces, pero el secreto para que esto suceda radica en el total cumplimiento del tratamiento, la mayoría de las recaídas están asociados al abandono de la toma de los medicamentos apenas desaparecen los síntomas, cuando en realidad el bacilo aún continúa en el organismo.

¿Cómo se previene el contagio?

Y si alguien en mi casa tiene la enfermedad, ¿qué debo hacer?

En este punto es importante recalcar que la enfermedad no se transmite por medio de los abrazos, los besos, el apretón de manos, el compartir vajilla u otros utensilios, o cuando se mantienen relaciones sexuales, es por eso que el paciente que está en tratamiento puede continuar con su vida diaria, solo que deberá tapar su boca con un pañuelo o un tapabocas cuando tosa o estornude.

De hecho, se ha comprobado que cuando se cuenta con el apoyo de familiares y amigos es más frecuente que se cumpla el tratamiento en su totalidad.

Es importante que la persona que está enferma permanezca en un sitio bien ventilado, bien iluminado y limpio, ya que esto favorece que la bacteria no se multiplique, sin embargo, durante el primer mes de tratamiento se recomienda que no estén en contacto con el enfermo personas con problemas de defensas o niños menores de 5 años.

Por último, es importante desmentir algunos mitos que aún persisten:

  • La tuberculosis NO es una enfermedad hereditaria.
  • NO se cura con remedios caseros o naturales.
  • Su tratamiento NO es costoso, de hecho, es GRATUITO.
  • Si se está en embarazo se debe recibir el tratamiento, ya que esta enfermedad puede afectar al bebé, en este caso se formulan medicamentos especiales.

Te puede interesar

Distracciones al conducir
Distracciones al conducir
Puedes evitar el Dengue y otros virus con estas sencillas acciones
Puedes evitar el Dengue y otros virus con estas sencillas acciones
¡La solidaridad es tarea de todos!
¡La solidaridad es tarea de todos!
Prepárate física y mentalmente para tu día. Sigue estos consejos
Prepárate física y mentalmente para tu día. Sigue estos consejos